A Random Image

El Villa de Aranda se juega todas sus opciones de continuar en la categoría en un encuentro muy complicado ante el Abanca Ademar León. Los de Senovilla dependen de sí mismos para continuar en ASOBAL. Un punto o los dos serían suficientes. De no conseguirlos tendrían que estar pendientes de las noticias que lleguen desde Cangas. El partido empieza a las 17:00 horas y será dirigido por Carlos Luque Cabrejas e Ignacio Pascual Sánchez.

Ha llegado el día. Todo en una hora de juego. La montaña rusa de sensaciones vivida en los últimos encuentros de la temporada por parte de los arandinos debe quedar al margen en la última batalla del curso. Un partido para mantener al conjunto ribereño en la élite del balonmano nacional. Ya no habrá segundas oportunidades ni carambolas que permitan seguir soñando. Es la hora de dejarse la piel en la pista.

Las tornas han cambiado, y tras los resultados del pasado fin de semana la moral del Villa de Aranda ha aumentado. Por primera vez en toda la temporada el club burgalés ha encadenado dos victorias consecutivas en la Liga ASOBAL, por lo que llega al encuentro en su mejor momento anímico. Ahora, la presión está del lado gallego, aunque la plantilla es consciente de que los favores es probable que no lleguen desde otras canchas y que sacar un punto es imprescindible.

El conjunto arandino viene recuperando confianza en cuanto al lanzamiento. Su máximo artillero Raúl Nantes, que anotó catorce goles la pasada jornada parece haber llegado fresco al momento clave de la temporada. También Amorim está entrando con más fuerza en la dinámica de ataque, y Xoan Ledo responde en portería. Todo ello sumado al trabajo colectivo de todos los jugadores debe ser clave para frenar a un Ademar con mucho potencial. Los amarillos vuelven a jugársela sin bajas en la plantilla.

Por su parte el equipo de Guijosa llega sin presión al encuentro ante el Villa de Aranda. Tras haber cumplido el objetivo de amarrar el sub-campeonato para regresar a la Liga de Campeones, los leoneses ya piensan en la Copa S.M. El Rey que organizan en apenas dos semanas. Pese a ello y aunque puedan reservar jugadores en Aranda, la segunda unidad ademarista no baja el nivel del equipo. Juanjo Fernández será baja en los visitantes.

Ya no hay vuelta atrás y el Príncipe de Asturias dictará sentencia. Como en los últimos partidos del año, la pista arandina se convertirá en el jugador número 8 del equipo arandino. Una afición que en las buenas o en las malas siempre responde. Aranda de Duero volverá a ser testigo de otra cita para la historia, que para bien del Villa de Aranda pueda cerrarse con una nueva permanencia en la Liga ASOBAL.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.