A Random Image

El entrenador arandino, atendió a los medios tras el descenso del Villa de Aranda a la División de Honor B, después de caer derrotado por 29-34 ante el Abanca Ademar León en la última jornada de la Liga ASOBAL.

El vallisoletano se mostró muy triste por el descenso de categoría. “Ahora mismo llegas a esta situación y te da mucha tristeza. Se trabaja mucho y al final te lo juegas a un partido contra Ademar. Teníamos la ilusión de ganar a Ademar, pero sabíamos que no iban a ponernos las cosas fáciles. Los jugadores lo han dado todo y me voy orgullosos del trabajo que han hecho, que se han implicado hasta el último momento”.

Pese a la derrota y la pérdida de la categoría, el entrenador se mostró satisfecho con su plantilla. Son situaciones muy duras. Hay jugadores que han tirado hacia delante con problemas, no sé si me volveré a encontrar jugadores que se impliquen tanto. Ellos y yo nos habremos equivocado en muchas cosas. Nos habíamos marcado ganar los tres partidos y no puedes más que sentir tristeza por todo el mundo que ha venido aquí”.

Para acabar, también quiso acordarse de la afición y de lo que se lleva como entrenador en su primer año en ASOBAL. “Las dinámicas son como son. Nos ha pesado que en una parte de la temporada siempre caía del mismo lado de la moneda los partidos. Al final cada vez por muy mal que hayamos estado siempre nos hemos levantado, y eso hay que valorarlo. Es una lástima que esta afición este en División de Honor B la temporada que viene. A nivel personal para mí es un año en el que he aprendido cosas buenas y malas, es muy triste no haber conseguido el objetivo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.