A Random Image

Álvaro Senovilla compareció en rueda de prensa tras la caída a puestos de descenso del Villa de Aranda después de perder por 28-31 ante Frigoríficos Morrazo Cangas. El preparador ribereño se mostró satisfecho por el trabajo de sus jugadores, pero triste por no poder recompensar a toda la gente que vino a apoyar al equipo. Pese a ello, el vallisoletano todavía cree que la salvación es posible.

El entrenador del conjunto arandino pese a la dura derrota de su equipo hizo ver que, ganando dos partidos, aún hay opciones de permanencia. Yo creo que ganando dos partidos de los tres que quedan mantendríamos la categoría. Hemos perdido esa ventaja con Cangas que teníamos y ahora mismo ya no dependemos de nosotros mismos. Mínimo hay que ganar dos partidos. Nosotros vamos a intentar ganar el próximo encuentro, hay que preparar bien el partido de Naturhouse y esperar cómo van los demás rivales”.

Senovilla admitió que su equipo puedo tener algo de presión ante el conjunto gallego, y que eso ha sido un factor que no le ha jugado a favor a los ribereños. Quitándonos un poco ya esa presión yo creo que podemos jugar mucho mejor. Hoy se ha visto, creo que esa presión no ha favorecido al grupo y en ese sentido yo lo siento mucho por mis jugadores, porque hacen un muy buen trabajo, pero quizás la juventud que tenemos, con un equipo de 23 años de media y con la situación en la tabla te pesa, pero hay que seguir adelante y estar unidos”.

A raíz de cómo se puede levantar el ánimo del equipo para poder disputar los tres encuentros que quedan, el entrenador vallisoletano habló de quitar presión a los suyos durante la semana. Afrontas la semana con un peso que parece que te cansa, aunque no es nada físico, es algo más mental, y yo siempre les digo que son un equipo joven y que tienen que intentar jugar como cuando eran pequeños, con la ilusión de tirar adelante y levantarse si fallas, aunque es cierto que pesa bastante cada fallo. El hecho de que las cosas no hayan salido bien en el pasado también nos puede pesar”.

Senovilla también quiso volver a destacar el trabajo diario de su equipo que, aunque no se refleje a veces en el marcador es una realidad. “Hacemos un trabajo muy difícil, pero es complicado hacérselo llegar a un jugador si no se ve el premio en el resultado. Se hace un gran esfuerzo y si el resultado no sale eso te penaliza mucho en esta categoría. El equipo está hecho con ilusión y con ganas de mejorar todos los días y de un continuo trabajo y en ese sentido tiramos para adelante. Tenemos mucha fortaleza en eso, pero cuando llega el partido a veces si no empezamos bien nos pesa. Quizás tampoco tenemos figuras veteranas que nos tranquilicen en momentos complicados. Creo que damos hasta donde llegamos y a veces más. Hoy lo hemos intentado todo en este sentido. Es muy duro que no podamos recompensar a toda esa gente que viene a animarnos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.