A Random Image

Tras proclamarse Campeón de Castilla y León en tierras leonesas, el Mecanizados Aranda llegaba al Intersector Juvenil del Campeonato de España, con la ilusión de intentar dar la sorpresa y meterse entre los 8 mejores equipos de España.

El equipo era consciente de que lograr dicha hazaña iba a ser muy complicado, dada la calidad de los rivales que iban a tener en frente. Amibal Toledo, BM Luceros y Cajasur Córdoba BM, los tres equipos habían quedado en segunda posición en sus campeonatos autonómicos, pero contaban en sus filas con grandes jugadores de futuro, algunos ya presentes en las convocatorias de la Selección Española Juvenil.

El primer encuentro era uno de los más difíciles, ya que se trata de un partido en el que pueden aparecer nervios, o incluso presión por intentar hacer las cosas bien ante tu público, pero eso no se vio en el Mecanizados Aranda. El equipo dirigido por Fernando Chico, cuajó un gran papel tanto en ataque como en defensa, y logró imponerse con solvencia al Amibal Toledo (32-23).

En la segunda jornada de competición, el cansancio empezó a aparecer en los jugadores. El encuentro ante el BM Luceros estuvo muchísimo más igualado que el que disputaron ante los manchegos, pero la falta de profundidad en el banquillo, unido al gran trabajo defensivo de los arandinos, hicieron que lograran vencer al cuadro gallego por 30-28.

Con el Mecanizados Aranda líder de grupo, y Cajasur Córdoba segundo por la diferencia de goles, ambos equipos se enfrentaban en una gran final, un partido donde el apoyo desde la grada fue el de las grandes citas. El buen arranque ribereño, se fue diluyendo con el paso de los minutos, debido al gran trabajo que el conjunto cordobés estaba haciendo en defensa, sumado a los goles de contraataque.

Mediada la segunda parte, el encuentro estaba prácticamente sentenciado a favor del cuadro cordobés, aunque unos últimos minutos casi perfectos del Mecanizados Aranda, hizo que maquillasen el marcador para terminar perdiendo por 26-32.

Una derrota que dolió mucho en una plantilla que creyó en sus posibilidades, y que vio como se quedaban a las puertas de hacer historia, y meterse por primera vez en una Fase Final de un Campeonato de España. Desde luego que nuestros chicos disfrutaron de un gran fin de semana de balonmano que no olvidarán nunca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.