A Random Image

El Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda es otro. Nada queda de aquel equipo al que los resultados no le acompañaban y el distanciamiento afición/equipo era cada vez mayor.
2019 está demostrando que el trabajo y planificación del cuerpo técnico están dando sus frutos, con una plantilla comprometida y una afición enamorada de su equipo.
El encuentro frente al Viveros Herol Nava ha confirmado el matrimonio, aunque aún queda mucho trabajo por hacer para alejarse de los puestos de descenso.

Frente al Nava se vio una de las mejores caras de Blasgon y Bodegas Ceres de la temporada. Un inicio arrollador con 3-0 de parcial en poco más de 2 minutos, obligaba al técnico visitante a solicitar tiempo muerto. El líder caía en Aranda ante un Villa de Aranda enfurecido y que recordaba al equipo que enamoraba a sus aficionados en antaño.

La salida a pista de Ernesto en la portería de Nava hizo disminuir los daños, consiguiendo igualar la contienda, pero sin que el Villa de Aranda se viniera abajo llegando al descanso con 13-12 para los ribereños.
El retorno de vestuarios fue un calco al inicio del partido. De nuevo tres goles arriba para Aranda y tiempo muerto de Nava.
Cómo sucediera en la primera parte, Nava se puso el mono de trabajo en plan hormiguita. Villagrán cogió galones, bien apoyado por la defensa y las paradas de Ernesto. En el minuto 40 de nuevo se igualaba el electrónico (17-17). Tuvo balón para ponerse por primera vez por delante el Nava pero Luis de Vega lo impidió con una parada a bocajarro sobre Alonso. A partir de entonces la caldera del Príncipe de Asturias entró en ebullición ya que se entraba en el último cuarto de hora con empate a 20-20.
Cualquier detalle podría decantar el encuentro de uno u otro lado. Agustín Casado tiró del carro y anotó dos goles seguidos pero en las filas locales el trabajo en ataque seguía siendo muy efectivo. Grandi descerrajó un lanzamiento vital al borde del pasivo que puso el 26-23 en el electrónico. Tres goles de ventaja para los ribereños a falta de 6 minutos para el final. Nava no se rindió y con tantos de Vírseda y D’Antino de penalti volvió a colocarse a tiro de piedra (27-26). Pero faltaba por emerger la figura de Nico López. El central cogió la responsabilidad y se echó el equipo a sus espaldas. Anotó dos goles providenciales superando a una defensa segoviana que no estuvo fina en estos compases.
Con las prisas como malas consejeras Nava se jugó un ataque rápido que se topó con el omnipresente De Vega. Con la afición local festejando el triunfo Víctor Megías cerró la victoria anotando otro contragolpe. 29-26 y el líder se dejaba su racha de seis victorias consecutivas en Aranda.
El Blasgon y Bodegas Ceres sale por fin del descenso (mejor golaverage que Santoña) y certifica su progresión con una victoria de prestigio ante el mejor equipo de la categoría.

FICHA TÉCNICA:
BLAS GON Y BODEAS CERES 29 (13+16): De Vega, Leonel (5), Souto (3), Nico López (4,1p) Llorens (2), Rodrigo (4) y Matheus (4,2p). También Amérigo, Cerrotta, Grandi (2), Víctor (3), Moledo y Elustondo (2).

NAVA VIVEROS HEROL 26 (12+14): Yeray, Alvaro, Casado (5), Virseda (3), D,antino (3,2p), Alonso (2) y Moreno (1). También Ernesto, Ajo (1), Villagrán (3), Llopis (2,1p), Brakocevic (2), Martins y Kisselev (4).

Árbitros: Pedro Cubas y Gabriel López (Valencia). Excluyeron por el Blas Gon y Bodegas Ceres a Leonel (2) y Llorens (2). Por el Nava a Alvaro, Casado y Kisselev (2).

Parciales: 5-1, 7-4, 10-6, 10-10, 12-11 y 13-12 (descanso) 16-14, 17-17, 20-20, 23-22, 26-23, y 29-26 (final).

Príncipe de Asturias. 1.600 espectadores. Presencia de cerca 220 de niños y niñas de diferentes colegios de la provincia de Burgos que estuvieron presentes en la Jornada de Promoción que se celebró en Roa.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.