A Random Image

El Villa de Aranda se juega seguir vivo en la máxima categoría del balonmano español y sus opciones de permanencia pasan por conseguir la victoria ante el DS Auto Gomas Sinfín. Los cántabros llegan descendidos, pero intentarán despedirse de la mejor manera de su afición. El partido se juega a las 17:00 horas igual que el resto de la penúltima jornada de la Liga ASOBAL y será dirigido por José Luis Fernández Fernández y Antonio Martín Franco.

Una bala en la recámara. Eso es lo que le queda al conjunto arandino para seguir agarrándose a sus opciones de salvación. Cuando peor estaban las cosas y tras claudicar ante el Frigoríficos Morrazo Cangas, la victoria de la pasada semana contra Naturhouse La Rioja ha servido para reconducir una situación que parecía insalvable. Esta puede ser la jornada que cambie el panorama del descenso, pero todas las opciones que puedan quedar pasan por ganar en Santander y después esperar el fallo de Cangas.

El equipo de Álvaro Senovilla ha recuperado sensaciones tras el buen encuentro ante el conjunto riojano, aunque el técnico es consciente de los tramos de desconexión que sus jugadores tuvieron en el inicio de la segunda mitad. Los errores en ataque y la precipitación deben quedar a un lado para poder conseguir el triunfo. Cierto es que el partido de la primera vuelta ante el DS Auto Gomas Sinfín no invita al optimismo, pero las circunstancias han cambiado.

Ya queda muy lejos esa contundente derrota en el Pabellón Príncipe de Asturias, que dejaba muy tocado al equipo de la Ribera del Duero. Corregir esos errores, principalmente en defensa, pueden ser claves para el devenir del partido. El inicio de encuentro será otra de las claves para no tener que estar a remolque del rival. Los arandinos llegan al encuentro con todos los efectivos a disposición del entrenador.

Por su parte el conjunto cántabro llega desahuciado a la cita tras su derrota en Cangas la pasada semana. Es por ello que el nivel de intensidad será menor, pero a la vez la presión se reducirá y el DS Auto Gomas Sinfín podría aprovecharse de esa tranquilidad para realizar un mejor encuentro. Los de Reñones desean además despedirse de su afición con una victoria que deje un sabor más dulce a la temporada.

Como antecedentes entre estos dos equipos a excepción de la derrota 26-33 en el partido de la presente temporada, el resto dejaron victorias ribereñas. 32-25 la pasada temporada en ASOBAL en la pista arandina y 27-28 y 24-29 en territorio cántabro en ASOBAL y Copa del Rey respectivamente. Estadísticas a parte lo cierto es que la situación tan dispar de necesidad de ambos conjuntos invita a pensar en una posible victoria arandina, que no obstante se tendrá que demostrar en la cancha. Los de Senovilla no estarán solos ya que cerca de 200 aficionados ribereños animarán a los suyos en el Pabellón de la Albericia.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.