A Random Image

El conjunto ribereño se mide al Naturhouse La Rioja con la sensación de que aún no está todo decidido. Ganar al conjunto riojano sería una inyección de moral que podría volver a meter de lleno al Villa de Aranda en la pelea por la permanencia. El encuentro comienza a la 19:00 horas y será dirigido por Mojo Ortega y Raluy López.

Desde la villa arandina no todo es pesimismo. Pese a la derrota de la pasada jornada ante el Frigoríficos Morrazo Cangas, la cual dejó muy tocado al conjunto amarillo, la sensación de que todo no está perdido se cierne sobre la capital de la Ribera. Han sido dos semanas de reflexión y la posibilidad de ganar los tres partidos que restan dejaría bastantes opciones al Villa de Aranda de cara a mantener la categoría.

Para ello, los de Senovilla deben ganar a un Naturhouse que no está pasando por su mejor momento. La falta de objetivos, ya alejados de la segunda plaza de la categoría y con las dudas de cómo será la confección de plantilla la próxima temporada sin el principal sustentador económico, Naturhouse, han hecho que en los últimos encuentros las prestaciones de los de Jota hayan disminuido, cayendo en varios partidos fuera de casa e incluso en el propio Palacio de los Deportes de La Rioja.

Los precedentes entre ambos conjuntos dejan encuentros muy igualados en el Pabellón Príncipe de Asturias, aunque con ligera ventaja arandina. Cinco encuentros disputados en competición oficial en pista arandina, con el saldo de dos victorias burgalesas, un empate y dos triunfos de Logroño, el último de ellos en Copa. La necesidad apremia en los locales, que llegan sin bajas al partido para medirse a un rival con nada en juego pero que quiere acabar la temporada de la mejor manera posible.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.