A Random Image

Empate final para un Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda que llegó a ir perdiendo de siete goles, al cuarto de hora de partido, pero que sería capaz de recuperarse antes de afrontar el descanso y que en la segunda mitad más allá del empate final fue capaz de dominar y poner contra las cuerdas a un rival tan potente como el Club Handbol Bordils.

El inicio del enfrentamiento fue bastante irregular con los dos equipos imprecisos cometiendo más errores de la cuenta, pero así y todo resultó entretenido por la alternancia en el electrónico y la tensa igualdad de los primeros compases, 2-2 en el minuto cinco.
Pero los burgaleses pronto pudieron descubrir el potencial del conjunto catalán y cuando el Bordils metió una marcha y tuvo la oportunidad de correr hizo mucho daño, parcial de 3-0 para una primera máxima preocupante por el poco tiempo de partido que había transcurrido, 5-2 en el ocho. El grupo de Alberto Suárez apretó entonces los dientes en defensa, porque en ataque apenas funcionaba, y eso le permitió no ceder tan fácilmente. Pero el aguante apenas si le duró y con el paso del cronómetro su rival cada vez parecía más superior, 9-4 en el trece. No sólo eso porque después pese a conseguir frenar el empuje local, sin apenas tiempo para recuperarse una exclusión significaba una nueva máxima catalana que hacía saltar todas las alarmas, 11-4 tres minutos más tarde.

Pero cosas de este deporte, estando contra las cuerdas cuando apenas se había superado el cuarto de hora, los burgaleses resurgieron de sus cenizas para no tirar el resultado por la borda a las primeras de cambio. El siete visitante recuperó la senda de la buena defensa y su seis cero se compactó como nunca, gracias a la movilidad pero también a las múltiples ayudas y a la aportación de la portería, pues se vieron por fin grandes paradas bajo palos. Eso más el acierto en la definición con un juego de ataque colectivo muy repartido, aunque en este tramo Juan de Dios Linares estuvo muy activo, devolvió al equipo la alegría y seco a un Bordils ahora totalmente perdido. Así, en los últimos ocho minutos del primer periodo el conjunto dirigido por Pau Campos sólo anotó un tanto; mientras que el Villa de Aranda fue cogiendo confianza y goles hasta terminar con un Matheus de Novais imparable. Al descanso, 14-13.

La rápida igualada de los morados en el reinicio, después de tanto tiempo a remolque y tras remontar siete goles de desventaja, y el fabuloso papel de una portería que además de parar tenía fortuna llenó de dudas al conjunto catalán. El partido había cambiado completamente y la remontada en el minuto siete, 16-17, no hizo sino confirmarlo por completo. El Villa de Aranda había enseñado las garras y en el siguiente tramo mantendría la iniciativa en el luminoso obligando a su rival a arriesgar más de la cuenta, 19-21 superado el cuarto de hora y

La portería burgalesa que no rebajaba unas prestaciones que ya se podían calificar de excelentes. Después los visitantes siguieron intensos y los dos goles de ventaja permanecieron inalterables durante muchos minutos, 23-25 a falta de siete. Entonces un tiempo muerto local provocó el cambio y los locales consiguieron la igualada momentáneamente, pero no ponerse por delante y llegar al momento decisivo en ventaja, 26-27 a falta de tres y medio. El Villa de Aranda no aflojó y el final fue muy tenso, los burgaleses desaprovecharon una superioridad y por contra una rigurosa descalificación a Nico López la aprovechó su rival, 27-27 y cuarenta segundos para un ataque final de los morados que se encontró con una parada a bocajarro de la portería catalana.

Ficha técnica:
Club Handbol Bordils: Jordi González; Gerrad Farrarons (2), Francesc Reixach, Marc Prat (3), Arnau Palahi (9), David Masó (2), Marc Canyigueral (1), Ferran Oliver, Ignacio Moreno (1), Jairo Montes (2), Adrià Fornes, Tomas Bañeras, Josep Reixach (4), Esteve Ferrer (3), David Mach, Carles Pou. Entr: Pau Campos.

Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda: Kilian Ramírez, Luis de Vega; Abdellatif Haddouche, Lucas Grandi (1), Nico López (2), Gabriel Scapaticio, Fran Abajo, Juan de Dios Linares (2), Víctor Megías (4), Miguel Llorens, Rodrigo del Val (1), Javi García (4), Matheus de Novais (12), Julen Elustondo (1). Entr: Alberto Suárez.

PARCIALES: 2-2 (5’); 6-3 (10’); 10-4 (15’); 12-5 (20’); 13-9 (25’); 14-13 (descanso); 16-15 (35’); 18-18 (40’); 19-20 (45’); 21-23 (50’); 25-25 (55’); 27-27 (final).

ÁRBITROS: Millán Cazorla y Roy Añón. Exclusiones: Farrarons, Prat, bañeras; Haddouche, Grandi, López (desc. 59), Megías, Llorens.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.