A Random Image

FCYLBM\ El Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda ha conseguido la clasificación para las semifinales de la III Copa de Castilla y León junto a los tres equipos de la Comunidad que compiten en Primera División de Honor. Tras un igualado partido de vuelta, los locales han vencido a Balonmano Zamora Rutas del Vino por 27-24, resultado suficiente, ya que el partido de ida el conjunto zamorano se llevó el partido por la mínima (28-27).

El equipo de Aranda de Duero jugará la Copa que se celebrará el fin de semana del 31 de agosto y 1 de septiembre en Nava de la Asunción (Segovia) y en la que se verá las caras en semifinales con Viveros Herol Balonmano Nava, mientras que en la otra parte del cuadro se enfrentarán Recoletas Atlético Valladolid y Abanca Ademar León.

La vuelta de la eliminatoria previa para conseguir la última plaza en la Copa de Castilla y León arrancaba a las 20.30 horas en el Polideportivo Príncipe de Asturias de Aranda de Duero, con una entrada de unas 700 personas, después de que hace tan solo cuatro días en Zamora se vivió un partido con una máxima igualdad entre los dos conjuntos y que finalmente se llevaron los locales por la mínima (28-27).

Al igual que unos días atrás, el partido ha estado apretado en todo momento, aunque en este caso siempre con Villa de Aranda por encima en el marcador, con ventajas de uno y dos goles. Balonmano Zamora lograba igualar el luminoso ya en la segunda parte, en el minuto 36 de juego, pero diez minutos después los locales volvían a distanciarse poco a poco en el marcador, apoyados por su afición.

Precisamente Villa de Aranda quiere que su campo sea un fortín, así lo ha reconocido en rueda de prensa uno de sus jugadores, Lucas Granvi, que ha dicho que este era el objetivo, que el equipo se haga “fuerte en casa”. A nivel de juego, el segundo entrenador que hoy ejercía como titular, Fernando Chico, ha considerado que “lo importante ha sido mejorar y corregir las cosas que había fallado el equipo en anteriores partidos”, por lo que “se ha dado un pasito adelante”.

Una de las claves de la victoria ha estado en la intensidad física del equipo arandino. El primer entrenador ha remarcado que «a este equipo es muy difícil que se le gane porque nunca va a dejar de luchar”, una ambición que también mantendrán en los enfrentamientos contra los equipos de Liga Asobal en la Copa de Castilla y León el último fin de semana del mes, según ha asegurado.

Desde el banquillo de Zamora, su entrenador, Leo Álvarez, ha admitido que a día de hoy Aranda está mejor físicamente que Zamora y esto les ha “complicado encontrar situaciones de gol” y les ha hecho “estar siempre por detrás”. Álvarez ha valorado esta derrota como positiva, ya que les hará “mejorar en el aspecto competitivo y ponerse las pilas para empezar la liga con buen nivel”.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.